Comparte este artículo!

Vivimos en un mundo globalizado e hiperconectado que avanza y cambia a pasos agigantados cada día. Y es que teniendo en cuenta este contexto, tomar la decisión de qué estudiar o en qué trabajar se vuelve más crítica para los jóvenes.

Aspectos personales, sociales, culturales e históricos son algunos de los factores que hay que considerar en el proceso que se va viviendo con el alumno en el desarrollo de la capacidad de tomar decisiones, así como el conocimiento de sus propias habilidades.

Es así, como Ángela R. López Bonelli en su libro “La orientación vocacional como proceso” establece tres técnicas de orientación vocacional:

1.     Entrevista

Esta técnica es individual y es calificada como operativa, porque el objetivo central es que el joven elija una carrera. La entrevista es una situación de comunicación dinámica entre entrevistador y entrevistado, donde están siempre presentes las fuerzas del ambiente y sus múltiples influencias.

Lo momentos de un entrevista se identifican como: preentrevista, apertura, acontecer propiamente dicho, cierre y posentrevista.

2.     Técnica del reflejo

Este método no es directivo y se dirige a la raíz emocional de la conducta del sujeto para poder guiarlo a asumir sus sentimientos como parte de su propia personalidad, ya que aclarándolos se aclaran también las ideas y experiencias.

Se distinguen entonces: el reflejo inmediato, es aquel en que el entrevistado se expresa sobre una situación; reflejo sumario, es la síntesis de sus sentimientos y actitudes; y el reflejo terminal, busca resumir todo lo conversado a modo de conclusión.

3.     Entrevista de información

En esta técnica, el orientador se convierte en una guía para que el alumno identifique sus objetivos. Además, clarifica la imagen sobre un trabajo o profesión y busca transmitir información realista, favorecer al comunicación y fomentar la búsqueda de información.

Sin embargo, quisimos destacar que un artículo de la Universitat Rovira i Virgili identificó una técnica que se relaciona directamente con nosotros: los test psicotécnicos y pruebas estandarizadas, instrumentos que registran datos sobre los estudiantes y que permiten hacer diagnósticos y pronósticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *