Comparte este artículo!

¿Qué quieres estudiar? Parece ser una pregunta sencilla que se les hace a los jóvenes que cursan sus últimos años de enseñanza media.

Pero lo cierto es que elegir una profesión en la que una persona va a desenvolverse toda su vida, puede generar contradicciones en los alumnos, quienes en muchas ocasiones terminan por no entrar de inmediato a la universidad, mientras que otros deciden cambiarse de carrera o simplemente abandonarla.

Es así como la orientación vocacional cobra una especial relevancia en este período que “marca la transición entre la etapa formativa de la adolescencia y la etapa productiva adulta, con incidencia directa en su inserción en la sociedad como co-constructores de la misma” (GPS Vocacional, septiembre 2015).

Teniendo en cuenta este contexto, la psicóloga infanto-juvenil María Pía Sius identificó cinco factores que influyen en la orientación vocacional que se clasifican en internos y externos:

·      Internos

1.    Intereses: como es frecuente encontrarse con alumnos con una distorsionada autoimagen o son muy volubles a las presiones del medio, la orientación tiene que ayudar a los jóvenes a diferenciarse y valorar sus propios intereses.

2.    Habilidades: el reconocimiento de estas habilidades es un proceso largo que está relacionado con la posibilidad de realizar distintas actividades.

3.    Aptitudes: ayudar a los alumnos a reconocer sus características y conocer sus propias potencialidades y debilidades.

·      Externos

4.     Oferta: actualmente, los jóvenes se enfrentan a una vorágine de información acerca de distintas áreas y carreras en forma detallada.

5.     Sistema de selección para acceder a estudios superiores: en las universidades el ingreso está regulado por los puntajes de la PSU y un porcentaje de las notas de Enseñanza Media.

Conociendo estos factores, los orientadores vocacionales están mejor preparados para guiar a sus alumnos a un reconocimiento de sus preferencias y habilidades, para luego apoyarlos en la toma de decisiones sobre su futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *